Saltar al contenido

Flemas en la garganta

flema en la garganta

La mucosidad o flema en la garganta es una de las afecciones más comunes tanto en niños como en adultos. Es causada por muy variados factores y también puede variar en su tipo, dependiendo de la causa.

¿Tienes flema en la garganta y no sabes por qué? Sigue leyendo este artículo y sabrás todo lo necesario para identificar la causa y la mejor manera para eliminar esta molesta mucosidad.

¿Qué son las flema en la garganta?

La flema en la garganta es una acumulación de mucosidad espesa y pegajosa que se aloja en esta región, congestionándola y obstruyéndola.

Dicha mucosidad proviene de las vías respiratorias y puede tener colores diversos entre transparente y tonos verdosos, según su causa. Lo más común es que aparezca después de haber pasado por algún tipo de malestar general.

Causas de tener flemas en la garganta

Así como existen distintos tipos de flemas, su causa también varía ampliamente, por lo que es importante un examen profesional de la mucosidad para determinar el tipo y tratamiento. Entre las causas más comunes encontramos:

  • Infección de las vías respiratorias.
  • La inflamación de los bronquios o bronquitis.
  • Neumonía.
  • Contaminación ambiental.
  • Tabaquismo (los fumadores suelen ser los más afectados por esta afección).
  • Gripe o resfriado común.
  • Alergias.
  • Constante goteo nasal.
  • Sinusitis
  • Inflamación de las amígdalas, faringe o laringe.

causas flemas garganta

Síntomas de las flemas en la garganta

Entre los síntomas de mayor frecuencia podemos identificar:

  • Tos.
  • Sensación de obstrucción en la garganta.
  • Dolor de amígdalas.
  • Picor.
  • Ardor.
  • Secreción de mucosidad.
  • Nariz congestionada.
  • Dolor de cabeza.
  • Inflamación de la zona de los párpados y la frente.
  • Dolor de oído o sordera de leve a moderada.

sintomas flemas garganta

Tipos de flema en la garganta

Estas se pueden identificar dependiendo de la tonalidad y el espesor de la secreción:

  • Flemas transparentes y líquidas: es de normal aparición, indica que tenemos lubricadas las zonas bucales.
  • Flemas con espuma: señal característica de personas que sufren enfermedades de reflujo.
  • Flemas blancas o grises: nos indica que hay señales de inflamación de las vías respiratorias superiores, común en personas que sufren de sinusitis.
  • Flemas amarillentas o verdosas: estas nos muestras que existe algún tipo de malestar como un resfriado común o gripe.
  • Flemas verdes y espesas: indicadoras de que existe una infección en las vías respiratorias, como bronquitis o neumonía.
  • Flema espesa con toque de sangre: este tipo de flema es indicador de un padecimiento delicado como, tuberculosis, cáncer de pulmón cuando la presencia de sangre es considerable. Si es poca, puede ocasionarse por la constante tos que irrita y lastima la zona de la garganta.
  • Flemas marrones oscuras: común de los adictos al tabaco.
  • Flemas con tonos rosa: indican líquido en los pulmones o insuficiencia cardiaca.

Duración de la mucosidad en la garganta

La duración de la flema en la garganta depende del tipo de afección que hayas padecido y la cause. Si es por un resfriado común o condiciones ambientales, su duración puede ser menor a 4 días.

En cambio, si se debe a una infección respiratoria, su sanación puede ser tardía, durando unas 2 semanas aproximadamente. Si no ve mejoras en ese lapso de tiempo, te recomendamos asistir a un especialista o neumonólogo.

¿Cómo expulsar las flemas de la garganta?

Por lo general, los métodos caseros son muy útiles para promover la expulsión de la flema en la garganta. Por otro lado, si es aguda o recurrente, será necesaria la receta de fármacos por parte del neumonólogo. De todas maneras, si el problema persiste lo mejor es que acudas al médico.

Remedios caseros para la expulsión de la flema

remedios flemas garganta

  • Aceites de eucalipto: debes colocar cuatro gotas en tus manos, calentarlas con el calor y aplicarlas en la zona del pecho y la garganta, realizar esto todas las noches antes de dormir.
  • Té de limón con miel: en un cazo colocar agua y déjala hervir. Agrega jugo de limón y endulza con una cucharada pequeña de miel, tomar dos veces al día.
  • Jarabe de berro y miel: licúa 20 gramos de berro en 200 ml de agua, luego coloca la mezcla en un cazo y calienta a fuego lento. Deja enfriar y envásalo en un frasco de vidrio. Tómalo 3 veces al día, mientras exista la flema.
  • Leche caliente con mantequilla: agrega una cucharada de mantequilla pequeña a un vaso (200ml) de leche tibia, espera a que se disuelva y toma al instante. Beber antes de ir a dormir.
  • Jarabe de sábila, miel y limón: agregas el cristal de la sábila en la licuadora, le colocas el jugo de un limón y medio vaso de agua, licúa y endulza con miel, se recomienda tomar una cucharada en la mañana y una en la noche.

Fármacos para la flema en la garganta

Lo más común es que se receten antibióticos, esteroides y nebulizaciones para tratar los casos recurrentes o agudos de flema en la garganta.

Sin embargo, estos medicamentos deben ser administrados únicamente bajo estricta vigilancia y recomendación médica ya que cuentan con efectos secundarios considerables.